Jacksonville College

Enfrentándonos a la Crisis

May 26th, 2020 / By: Mike Gonzales | Director of SBTC en Espanol / comments

Todos estamos enfrentándonos con el mismo problema, el coronavirus. Es una epidemia que ha tocado a todo el mundo entero. Este virus que no podemos ver literalmente ha cambiado totalmente nuestra manera de vivir. Durante la cuarentena escuchamos las palabras famosas "quédate en casa" que tuvimos que obedecer al máximo.

Ahora tenemos que salir usando máscaras y debemos guardar nuestras distancias con otras personas. ¿Cómo podemos hacer frente a esta crisis que estamos viviendo?

En Salmos 11:3 el Salmista nos dice, "Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de ser el justo?"

Déjame sugerirle algunas cosas que podemos hacer, como creyentes, cuando nos enfrentamos a una crisis.

  • Tenemos que depender totalmente en Dios. (Proverbios 3:5-6)
  • Tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados. (Hechos 3:19)
  • Tenemos que buscar exclusivamente a Dios. (Hebreos 11:6)
  • Tenemos que clamar e invocar el nombre de Dios. (Jeremías 29:12-13)
  • Tenemos que enfocarnos siempre y continuamente en Dios. (Lucas 11:9-10)

Dios es nuestra esperanza y nuestra ayuda en los momentos de crisis.

El Salmista nos da palabras de esperanza y de gran ánimo para poder estar tranquilos cuando estamos pasando por una crisis.

"Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones." Samos 46:1

"El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente, Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y catillo mío; mi Dios en quien confiará." Salmos 91:1-2

"Señor, tú nos has sido refugio de generación a generación. Antes que naciesen los montes y formaste la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios." Salmos 90:1-2

Pero la verdad es que hay multitudes de personas que viven con mucha preocupación, angustia y temor. Muchas familias están frustradas porque tienen a los hijos en casa todo el día. Hay preocupación porque miles de personas han perdido sus trabajos y no están cobrando nada. Cuando no hay trabajo, no hay dinero para pagar las cuentas y la vivienda, eso produce una crisis enorme para la sociedad de hoy. Pero a pesar de todas estas cosas que están pasando por el virus COVID-19 Dios está en control. No debemos de tener temor o pánico porque sabemos que Dios es nuestra fortaleza para estos días.

También sabemos que Dios siempre está con nosotros. Él nunca nos dejará solos aun en momentos de una crisis como la que estamos pasando.

"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia." Isaías 41:10

Indudablemente este virus un día se acabará. Pero puede ser que ese futuro sea un poco diferente. Igual tendremos que darnos codos en vez de darnos la mano. Puede ser que tendremos que seguir guardando nuestras distancias por una temporada. Pero venga lo que venga vamos a vencer esta epidemia.

Pablo nos dice claramente: "¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." Romanos 8:35-39

Debemos de proclamar y compartir las buenas nuevas de Cristo durante estos días difíciles. El virus produce mucho dolor y a final muerte en muchos casos. Una persona que no tiene a Cristo en su vida va a morir eternamente cuando le viene la muerte. Pero si aceptamos a Cristo como Señor y Salvador de nuestras vidas; Cristo nos da una vida abundante aquí en esta tierra y cuando venga la muerte, sabemos que vamos a cielo para estar con Cristo toda una eternidad.

"Y le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, no morirá eternamente, vivirá." Juan 11:25

¡Comparta las buenas nuevas con alguien hoy!